lunes, 18 de agosto de 2014

Un cadaver en el jardín



Autor: Maria Lang
Editorial: Ediciones B
ISBN: 978-84-406-9647-2
Nº de páginas: 272


Recién casados, Puck y Einar Bure deciden pasar las vacaciones junto con el padre de Puck, Johannes Ekstedt, catedrático excéntrico de Egiptología en la Universidad de Upsala, en el idílico y pequeño pueblo de Skoga. Pero justo en el primer día de estas plácidas vacaciones, Johannes –guiado por la inteligencia de un gato blanco de aires egipcios al que le han puesto el nombre de Tutmosis- encuentra un cadáver en el jardín de la casa en que se alojan.
Será entonces cuando nuestra intrépida heroína, Puck, comience a escudriñar en la pequeña sociedad de Skoga, entre cuyos habitantes descubrirá una sospechosa conexión basada en el odio, los celos y la crueldad siempre acechando bajo la superficie de una impostada apariencia agradable.


Continúo con mi tour por la literatura de misterio y esta vez nos vamos a Suecia con una de las escritoras más conocidas en su país a la que compararon con Agatha Christie, salvando las distancias.

Esta es la segunda novela que leo de Maria Lang y aunque no me parecen tan buenas como las de Christie son entretenidas e ideales para las vacaciones estivales.

En este libro los protagonistas de la novela, Puck y Einar Bure, son un matrimonio recién casado que deciden pasar parte de sus vacaciones/ luna de miel en el pequeño pueblo de Skoga de donde Einar es originario.
En esta ocasión estarán acompañados por el padre de Puck, Johannes,un conocido y reputado egiptólogo.

Todo parece discurrir con tranquilidad hasta que la paz se ve interrumpida por la aparición de un cadáver en el jardín de su casa. Éste no es otro que el hijo de uno de sus vecinos, un joven bastante popular en el pueblo pero con un pasado algo turbio.
A partir de aquí, Einar, Puck y varios conocidos (entre ellos su amigo el comisario de policía Christer Wijk) comenzarán una serie de pesquisas que les llevarán a descubrir quién es el asesino y por qué se ha cometido tan terrible crimen.

La forma de escribir de Lang (si la comparamos con Agatha Christie y aunque las comparaciones son odiosas) no es tan fluida como la de la inglesa ni sus personajes tan peculiares ni trabajados. Ni Puck es Poirot ni se acerca de lejos.
Lo cierto es que aunque el libro es bastante ameno, en mi opinión, le sobra alguna que otra descripción y la autora se entretiene en muchos ocasiones en detalles que no aportan gran cosa a la narración.
A diferencia de otras novelas aquí el lector no va encontrando pistas que le puedan llevar a deducir quién es el asesino sino que la resolución del caso ocurre sin más en unas pocas páginas.
Además, el carácter de los personajes (algo simples y "sin sangre") no ayuda demasiado a empatizar con ellos.
 
Pese a que mi crítica puede parecer negativa, como ya he dicho, la novela no está mal, se deja leer y como además no es muy larga no os robará demasiado tiempo y servirá para desconectar de otras lecturas más "sesudas".



 



viernes, 8 de agosto de 2014

La heladería de Vivien y sus recetas para corazones solitarios



Autor: Abby Clements
Editorial: Círculo de lectores
Número de páginas: 360
Título original: Vivien's Heavenly Ice Cream Shop
 
 
Hace más de medio siglo que la heladería de Vivien es parte sustancial del paisaje del paseo marítimo de Brighton. Pero a pesar de su encanto añejo su clientela ha ido menguando hasta niveles insostenibles. Tras la muerte de Vivien, el destino ha dictado sentencia: serán sus nietas Imogen y Anna las encargadas de devolverle al negocio su antiguo esplendor.
 
 
Como es verano, brilla el sol (a veces) y hace calor os traigo una lectura de lo más refrescante.
Me regalaron esta novela hará cosa de un mes y en cuanto la tuve en mi poder me puse manos a la obra con su lectura.
Me apetecía leer algo ligerito y su título y su portada me cautivaron al momento.
Porque esta novela es de esas historias amables donde todo fluye y va por donde tiene que ir y en la que al final todos son felices y comen perdices. ¡Ojalá fuese así en la vida real!
 
Las protagonistas de esta novela son las dos nietas de Vivien, mujer que, aunque conocemos sólo durante un momento, deja huella en todos los personajes y más en Anna e Imogen. Ambas heredan la heladería de su abuela a regañadientes.
Anna es una importante ejecutiva con una vida aparentemente perfecta, pero no es feliz. Imogen es un espíritu libre, aún no ha encontrado su lugar en el mundo aunque ella cree que sí.
Gracias a la tarea encomendada por su abuela (seguir con su legado y no dejar morir su heladería), las dos aprenderán lo importante de la vida y encontrarán su felicidad.
 
Como veis el libro es de esos que se califican como sentimentales con un toque de chick-lit. No es que sean mis lecturas favoritas pero reconozco que hay épocas del año como el verano y la navidad en que disfruto leyendo libros de esta temática.
 
 
La novela es entretenida, tiene sus momentos tiernos y románticos y además, para una amante de Italia como yo, la autora nos hace viajar a Florencia para conocer más a fondo los secretos de la elaboración artesanal de los helados. ¿Se puede pedir más?.
Una última cosa sólo: para los golosos, la autora nos regala unas cuantas recetas para chuparse los dedos.

 
Si he logrado captar vuestra atención os animo a que leáis esta historia y la saboreéis como un buen helado se merece.




 

miércoles, 30 de julio de 2014

Las chicas de campo



Autor: Edna O'Brien
Editorial: errata naturae
ISBN: 978-84-15217-58-9
Nº de páginas: 304
 
Irlanda, años 50. Lejos de la capital, Dublín, y en medio de un verde paisaje, bellísimo pero exigente, la joven y aplicada Caithleen ha crecido llena de encanto gracias a la sabiduría y humildad de su madre; una madre obligada, por las duras condiciones del campo, a ser fuerte en cada momento, a sobreponerse a toda desgracia. Pero algo va a suceder que transformará la vida de Caithleen. Y en esa nueva vida, la de la única hija de una familia venida a menos, estará acompañada por su amiga de la infancia Baba, por la sofisticada madre de ésta, por el peculiar Hickey… y por una docena de personajes soberbiamente retratados que hoy día nos siguen pareciendo muy vivos; y entrañables, como en toda vida que merezca la pena rememorar.
 
 
Cuando tuve en mis manos este libro por primera vez, estaba llena de expectativas. Mucha gente me había hablado de él pero no quise escuchar demasiado las distintas opiniones ni leer las críticas que sobre él se escribían. Tenía la intención de acercarme a él si saber lo menos posible.
 
La historia comienza bien. Siempre me han gustado los libros ambientados en la Inglaterra o la Irlanda rural y éste cumplía este requisito.
También me gusta que las protagonistas sean mujeres, pero que sean fuertes de carácter y a la vez luchadoras y ambiciosas y ahí es cuando empieza a fallar la cosa.
Para más inri, se dice de esta novela que fue un escándalo en su época, y quizá sea cierto, pero visto con los ojos de una lectura del siglo XXI, el escándalo y la novedad yo no la veo por ninguna parte sinceramente.

Vamos al grano.
Cait, la protagonista, es una chica joven, huérfana de madre y con un padre alcohólico y ausente pero así y todo no sale adelante como a mi me gustaría. Es una chica sumisa, débil e influenciable. Incluso puedo decir que ha llegado a resultarme insufrible. No he empatizado con ella ni con sus circunstancias.
La otra gran protagonista es su amiga Baba, guapa, rica y manipuladora. Maltrata a Cait hasta la saciedad, la insulta, se aprovecha de ella, la engaña y por estos motivos la considero igual de insufrible que a la primera.
Ambas me han caído mal desde el principio y cuando eso ocurre la lectura se hace bastante más difícil.
 
El resto de los personajes no le van a la zaga. Os aseguro que lo intenté pero ninguno de ellos me ha caído en gracia.
 
En cuanto a la historia, como ya comenté, comienza bien, resulta interesante y de repente decae. Tanto que las últimas páginas son absolutamente decepcionantes.
Cuando cierras el libro piensas: "¿Esto es todo?". Porque tienes la sensación de que a lo largo de 304 páginas no ha pasado nada. Vamos, que hablando en plata te han timado miserablemente.
 
El final puede entenderse porque por lo visto habrá una segunda y tercera parte de la historia pero así y todo no puedo estar de acuerdo con quienes elogian a este libro y lo consideran una obra maestra.
Comparar esta novela con "El hombre tranquilo" me parece hasta osado aunque puede que sea culpa mía y no haya sabido captar toda su esencia.
 
No considero haber malgastado mi dinero porque para mi el dinero que gasto en libros no es dinero tirado pero me pensaré dos veces si continuar leyendo los libros de O'Brien.
 
Espero que mi reseña no os haya disuadido de leer "Las chicas de campo" si verdaderamente os apetece. Como en todo en la vida en la variedad está el gusto y quizá a vosotros os encante y disfrutéis más con él más de lo que yo lo he hecho.



 

jueves, 24 de julio de 2014

Último día para participar en el sorteo del blog "Nadie está solo"

Mi amiga Neftis ha llegado a más de 200 seguidores y por ello ha organizado un sorteo para celebrarlo.
El plazo termina hoy por la noche así que si os apetece participar daos prisa. Además los requisitos son muy fáciles de cumplir ;)

Os dejo aquí el link con toda la información. Animaos!!

lunes, 21 de julio de 2014

Agatha Raisin y la quiche letal





Autor: M.C.Beaton
Editorial: Círculo de lectores
Nº de páginas: 280
Título original: Agatha Raisin and the Quiche of Death
 
Prepárate para degustar una novela con ingredientes de primera: un cadáver al estilo Agatha Christie, una protagonista exquisita y una pizca de sentido del humor. Aunque esté cocinada a fuego lento, la devorarás en dos bocados.
 
Os presento el primer libro de una saga que consta hasta el momento de 26 y que está escrito por M.C.Beaton, pseudónimo de la autora escocesa Marion Chesney.
Los libros de Agatha Raisin pertenecen a un tipo de género (para mi totalmente nuevo) llamado “cozy mystery”. ¿Y qué significa, os preguntaréis? Pues es nada más y nada menos que una novela negra de esas ligeritas, ideales para leer en la playa o en la piscina, con un punto de humor y que carece de esa violencia propia del género.
En Agatha Raisin y la quiche letal, la autora nos presenta a quien será la protagonista de sus novelas: una mujer soltera, que ronda los 50 años y que a pesar de que ha triunfado en los negocios y se ha hecho con una considerable fortuna, decide jubilarse prematuramente, vender su exitosa empresa de relaciones públicas y comprarse un bonito cottage en los Cotswolds.
Pero no todo será tan de color de rosa como ella imaginaba. Agatha no encaja en el pueblo de Carsely, no hace amigos con facilidad (en parte por su difícil carácter y su falta absoluta de tacto) y echa de menos el barullo de Londres y su trabajo.
Por este motivo, decide presentarse a un concurso culinario que se organiza en el pueblo con la intención de integrarse en la comunidad. Pero las cosas enseguida se tuercen cuando la quiche de Agatha parece ser la culpable de la muerte por envenenamiento de uno de sus vecinos.
A partir de aquí, nuestra particular detective hará todo lo posible para limpiar su nombre y descubrir al asesino.
Como ya os comenté, se trata de un libro amable, divertido, irónico y desde luego entretenido.
No os esperéis una literatura de gran calidad.
M.C. Beaton nos plantea una historia que se lee en un suspiro y que a pesar de que no es una obra maestra te engancha y te hace querer leer más casos de Agatha y la troupe que la rodea.
El estilo de la autora me ha recordado ligeramente a Agatha Christie (al menos en cuanto a su facilidad para crear historias) y es evidente que Beaton es admiradora de ella.
 
Dicho todo esto, leedlo si tenéis ocasión. Estoy segura que lo devorareis en pocas horas y que una vez terminado sentiréis ya la falta de esta mujer peculiar pero adorable a su manera y de la maravillosa campiña inglesa.
 


 

domingo, 13 de julio de 2014

Cerrado por descanso

¡Hola a todos!

Se que he estado bastantes días ausente por causas ajenas a mi voluntad. Así y todo cuando he encontrado un hueco os he leído y seguido aunque no he podido comentar vuestras entradas.
Solucionados ya los problemas que me mantenían lejos del blog es hora de ir de vacaciones unos días. Por este motivo el blog estará en silencio durante un tiempo pero esta que escribe seguirá con las lecturas que tenía planeadas y a la vuelta os dejará unas cuantas reseñas (espero) interesantes.

Deseo que disfrutéis del verano y descanséis tanto como yo espero hacerlo.
Felices vacaciones a todos y nos leemos muy pronto :)

lunes, 23 de junio de 2014

Cartas a palacio



Autor: Jorge Díaz
Editorial: Plaza & Janés
ISBN: 9788401342127
Nº de páginas: 560


Una ambiciosa novela de amistad, amor y guerra en la Europa de principios del siglo XX, que cuenta la primera misión humanitaria de la historia. A comienzos del verano de 1914, todo está preparado en Madrid para la boda de la hija de los marqueses de los Alerces con el duque del Camino. Son la pareja ideal, y sin embargo Blanca no se siente feliz, se resiste a aceptar un destino tan convencional para su vida. El rey Alfonso XIII no asiste a la boda porque ya está disfrutando de sus vacaciones en San Sebastián. Allí recibe un telegrama urgente: el archiduque Francisco Fernando de Habsburgo y su mujer han sido asesinados en Sarajevo. Malos presagios se ciernen sobre el corazón de Europa. Se acerca el final del año más triste que se recuerda, la guerra finalmente ha estallado y avanza sin piedad sembrando el continente de muertos y heridos, cuando al Palacio Real llega una carta que remueve profundamente el ánimo del rey: una niña francesa suplica su ayuda para dar con el paradero de su hermano, desaparecido en el frente. Alfonso XIII, conmovido por tal petición, emplea la diplomacia española para saber de la suerte del hermano de la pequeña Sylvie, pero su acción navideña tiene consecuencias imprevistas y provoca la llegada de un alud de solicitudes a palacio. Impresionado por la magnitud de la tragedia, el monarca reúne a un excepcional grupo de colaboradores y pone en marcha la Oficina Pro- Cautivos, donde buscarán el modo de dar respuesta a esas familias rotas por la guerra, desesperadas por encontrar a sus seres queridos.Inspirada en un hecho real, Cartas a Palacio recrea un momento histórico fascinante. Una ambiciosa novela en la que se mezclan el amor y la guerra, reyes y anarquistas, ambientes aristocráticos y humildes, el frente de batalla y el bullicio de las ciudades. Una emocionante novela coral de héroes anónimos, que con su compromiso llevaron a cabo una misión extraordinaria.


En el 2014 se conmemoran 100 años del inicio de la I Guerra Mundial o la llamada Gran Guerra. Por este motivo han surgido en el mercado unos cuantos libros narrando estos hechos. Algunos son de corte juvenil, como la novela de John Boyne "Quedaos en la trinchera y luego corred" y otros están dirigidos al público más adulto como es el caso de este libro.

La acción transcurre principalmente en España, que curiosamente no intervino en la guerra ya que se declaró neutral, y toma como excusa un hecho histórico (la creación por parte del rey Alfonso XIII de la Oficina Pro- cautivos) para desarrollar una serie de historias que inicialmente no tienen relación entre sí pero que después se cruzarán por diversos motivos.

La novela está narrada en presente y podemos decir que se trata de una novela coral. En ella se van alternando los puntos de vista de los diversos personajes. Tenemos desde aristócratas, hasta obreros, desharrapados, anarquistas y al propio rey.

La novela no es mala, pero tampoco me ha parecido lo mejor que he leído este año. 
En mi opinión no es una novela histórica al uso sino que en ocasiones me ha recordado a un folletín de los de antes (se nota que el autor es guionista de televisión).
¿Entretiene? Sí, por supuesto. ¿Es creíble? Pues no.

En cuanto a los personajes, debo decir que no he sentido empatía ni especial simpatía por ninguno de ellos. El malo es malísimo y los buenos sufren lo indecible.
Y además,da la sensación de que Jorge Díaz no se ha querido implicar demasiado con ellos.

Las historias de los distintos personajes son algo previsibles. El autor nos quiere hablar de los horrores de la guerra (que seguro que fueron muchísimos) y nos planta como uno de los protagonistas a un pintor francés que lucha en el bando de los aliados y que sufre mucho.
Por lo que respecta al malo de la novela, es un personaje que en mi opinión carece de sentido. Sus acciones parecen no ir encaminadas a nada en concreto y su fin es el esperado.
También algo planos los personajes de Elisa, de Blanca,de Manuel y de Álvaro con sus idas y venidas (historia de amor incluida con final igual de previsible).
Creo que hay demasiados personajes y eso agobia un poco al lector.
También esto hace que se alargue demasiado la novela y que en ocasiones se pierda el ritmo de la narración.

Lo que menos me ha gustado, la imagen casi idílica que se da de Alfonso XIII, que supongo que haría cosas buenas pero vamos, aquí parece casi un santo varón.

El libro tiene trazas de Best-seller pero no llega, le falta algo para ser redondo.

Quizá este libro llevado a la pequeña pantalla sea un éxito pero a mi no me ha convencido del todo.