domingo, 9 de diciembre de 2012

Mi padre, mi madre, los Bentley, el caniche, Lord Kitchener y el ratón



Autor: Silvya Townsend
Editorial: Lumen
ISBN: 9788426412508
Nº de páginas: 256

Sylvia Townsend Warner figura entre los mejores escritores de cuentos de este siglo. Pocos autores han descrito con tanta precisión y acierto a los solitarios, los excéntricos y los viejos, pasando de lo hilarante a lo melancólico, mezclando las evocaciones naturalistas, y en ocasiones tremendas, de la clase media inglesa con los elementos fantásticos. Pocos autores han captado con tanta agudeza la faceta absurda, caprichosa y disparatada de la naturaleza humana, la peligrosa frontera entre la red de las virtudes convencionales y las pasiones desatadas.


Tengo que admitir que nunca había oído hablar de esta autora hasta que me topé por casualidad con este libro.
Y me ha sorprendido muy gratamente!
Es una pena que sólo se haya publicado en nuestro país esta obra, ya que Silvia Towsend es, en mi opinión, poseedora de una de las prosas más interesantes de la literatura inglesa del siglo XX.
El humor y la acidez con que critica las costumbres de la sociedad británica de su época se hacen patentes en cada una de las páginas de estos once relatos.
La naturalidad con que narra todo tipo de situaciones (algunas dramáticas, otras que podrían horrorizar al lector, otras con su dosis de buen humor inglés…) recuerdan a las películas y series británicas en las que los protagonistas son capaces de decirse las cosas más desagradables sin siquiera perder su sonrisa.
Al terminar el libro le queda al lector una sensación un tanto perturbadora aunque decididamente unida a las ganas de continuar descubriendo a esta escritora.
Insolencia, humor y excentricidad son adjetivos perfectos para describirlos. Leer estos cuentos es acercarse al mundo de una escritora cuya ironía alcanza su cota más alta en una escena de Desagravio.
En ese cuento, la ex mujer de un personaje,Fenton, vuelve a su antiguo hogar para, con el consentimiento de la joven mujer de éste, cocinar el plato favorito de su ex marido."Estará listo a las siete. Hay que dejarlo hervir a fuego lento, no a borbotones", dice una nota que encuentra el marido al regresar del trabajo. La nota, escrita al dorso de una tarjeta de visita, es una muestra perfecta de ese tono provocador que identifica a Sylvia Townsend Warner.



   

5 comentarios:

  1. No conocía la novela, pero parece bastante interesante. ¡Apuntada queda!

    Un besito y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo recomiendo. Además los relatos son cortitos y se leen muy bien :)
      Feliz domingo!

      Eliminar
  2. No conocía este libro, ¡gracias por la reseña! =)

    Te sigoooooo :P

    ResponderEliminar
  3. Oh el titulo me ha gustado mucho :D No había escuchado del libro, pero buena la reseña.
    Saludos Infinitos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!